Retrofuturismo

el-futuro-ya-no-es-lo-que-eraAlgo se torció. No sabemos en que momento exactamente pero en algún punto temporal entre los años 50 y 80, el extraordinario futuro que nos aguardaba varió su rumbo y fue perdiendo fuerza como una gaseosa destapada demasiado tiempo.
Y ahora nos lo quieren vender con baratijas, como hicieron con los nativos americanos. Y todo lo que nos dan son asquerosos teléfonos celulares. Y todo lo que nos ofrecen son redes para atraparnos. Y el miserable wassap mofándose de todos con su silbidito impertinente. Y nos ahogamos entre tanta comunicación que nos aisla:
-“No has leido mi mail?”
-“A ver si conectas el movil de una vez!!”
-“Si te invité por wassap!”
-“Lo ha leido y no me contesta”
-“¿Por que no me aceptas como amigo?”
Yo no me resigno. Que me devuelvan mi futuro.
Yo quiero ir a pasar el finde a las colonias de la cara oculta de la luna.
Quiero un coche volador y una suculenta cena en una píldora.
Quiero conocer a la embajadora venusiana en la Tierra.
Y quiero bailar en los bailes de Marte.
Quiero ese futuro que nunca fue.

villemardUna de las primeras manifestaciones del retrofuturismo en el siglo XX fue la del francés Villemard, que en 1910 ilustró en una serie de postales un año 2000 utópico donde los bomberos llevan alas de murciélago, los barberos usan complicados brazos robóticos para cortar el pelo y los arquitectos construyen edificios cómodamente desde una cabina.

Aquí encontrareis una serie extensa de sus delirios futurísticos:

http://www.flickr.com/photos/amphalon/sets/72157615623434624/

Está claro que el futuro ya no es lo que era.

atras

vimeo-logo mixcloud-logo CONTACTO VISITAS <

DISEÑO Y DESARROLLO WEB POR BRAUN RETROFUTURE (2016) braun@amorreptil.com